post-title EL HOMBRE-NIÑO (Carl Jung) – PSICOLOGÍA del Puer Aeternus (Niño Eterno) y el Síndrome de PETER PAN

EL HOMBRE-NIÑO (Carl Jung) – PSICOLOGÍA del Puer Aeternus (Niño Eterno) y el Síndrome de PETER PAN

EL HOMBRE-NIÑO (Carl Jung) – PSICOLOGÍA del Puer Aeternus (Niño Eterno) y el Síndrome de PETER PAN
Business Management Articles, Leadership and HR Management Trending News, Liderazgo, Mercadeo y Gerencia, Motivación y Salud, Motivation and Coaching

EL HOMBRE-NIÑO (Carl Jung) - PSICOLOGÍA del Puer Aeternus (Niño Eterno) y el Síndrome de PETER PAN

El hombre-niño (también denominado Puer Aeternus o niño eterno) es un adulto cuya transición hacia la madurez psicológica y social no se ha materializado por completo. Carl Jung y Marie-Louis Von Franz fueron los primeros en describir las características de este sujeto, aunque fue Dan Kiley quien trasladó el concepto al campo de la psicología bajo el término "Síndrome de Peter Pan". Según él, los rasgos típicos del síndrome son la negación del envejecimiento, la irresponsabilidad, la rebeldía, la cólera, la arrogancia, la dependencia, el egocentrismo y la creencia de que uno está más allá de las leyes de la sociedad y de las normas por ella establecidas.
¿Existe alguna manera de prevenir o lidiar con este problema? ¿por qué la figura de Peter Pan es especialmente común en la actualidad?
🎙️ Apoya el canal ► https://www.patreon.com/ramtalks
🤝 También puedes apoyar el canal vía:
Paypal: paypal.me/ramtalks
Bitcoin: 1J8tdVXCNGRmhX1AXE43ELrocN3f41kd47
Ethereum: 1LuaK9b8hRf9w4a8dwgYxhStvH9rWX6g2v
📖 Libros recomendados de Carl Jung ►
https://amzn.to/3jple87
https://amzn.to/36mXIF7
https://amzn.to/2SlKqAw
https://amzn.to/3l764Vw
https://amzn.to/2GiMQ0i
https://amzn.to/30uhEC5
¡Eh! Hago un directo semanal en mi página de IG:
💣 Instagram ► https://www.instagram.com/ramtalks/
👨🏻‍💻 Edición ► https://www.instagram.com/nejemiprodu…
No te pierdas mis otras redes sociales:
🎱 Tik Tok ► @ramtalks
💬 Twitter ► https://twitter.com/RamTalksYT
♣️ Facebook ► https://www.facebook.com/RamTalksYT
Este es el material que recomiendo para grabar vídeos:
📹 Cámara: https://amzn.to/32fu0h0
📽️ Lente: https://amzn.to/2PgfGzy
🎙️ Micrófono: https://amzn.to/37JTOmE
🖥️ Ordenador: https://amzn.to/3bWPsvK

La ilustre psicóloga suiza Marie-Louis von Franz se percató de una tendencia inquietante a mediados del siglo XX: cada vez era más frecuente dar con hombres y mujeres que, si bien habían alcanzado la edad adulta, reflejaban cierto retraso ​​en su madurez psicológica. A grandes rasgos, se trataba de personas que ocupaban cuerpos de adultos perfectamente formados cuyo desarrollo mental no pudo seguir el ritmo. A la par que sorprendida, Franz se encontraba francamente concienciada por el asunto en cuestión: ¿cómo era posible que nadie le diera la importancia que se merecía? En el año 1959, optó por dar una serie de conferencias sobre la psicología del denominado Puer Aeternus, cuya traducción literal proviene del latín y significa “niño eterno”.

Aunque este término se usó originariamente en la mitología para referirse a un niño divino que permanecería joven para siempre, hubo un afamado psiquiatra y ensayista suizo que le dio un giro de ciento ochenta grados: Carl Jung. Él adoptó dicho concepto con fines psicológicos en pos de describir el arquetipo de un ser humano que no logra madurar. ¿Te suena la expresión “esta persona se ha quedado en sus quince”? Pues a eso se refiere precisamente Carl Jung: las características comunes en un adolescente de diecisiete o dieciocho años perpetúan en el tiempo de manera insana, coartando así su capacidad para evolucionar internamente y afrontar los desafíos vitales.

¿Y por qué ocurre esto? A pesar de que la explicación que ofreció el escritor es un tanto pseudocientífica a día de hoy, merece la pena escucharla para rescatar algunos puntos de interés y contrastarlos posteriormente con conocimientos más vanguardistas. Según él, el deseo de felicidad continua que caracteriza al niño eterno deriva de su recuerdo bucólico y rosáceo de la infancia: una etapa en la que la madre jugaba un papel fundamental en el bienestar del niño. Esta percepción del pasado como lugar encantador (pero irrecuperable) atormenta enormemente al hombre sensible porque se asemeja poco o nada al mundo real, el cual es concebido como frío, hostil y cruel. El sujeto infantilizado tiene la sensación de que todo el esfuerzo que invierta en aras de mejorar su situación será completamente inútil y, a la par, que el mundo seguirá demandando de él su continuo sacrificio y valentía. De este modo, la realidad es para él una fuente de insatisfacción implacable que se manifiesta en estados de ánimo desagradables como la tristeza, la frustración o el miedo. En última instancia, éstos le llevan a esconderse en la comodidad de lo conocido y consagrarse como hombre-niño.

%d bloggers like this: