post-title CONQUISTA tu INTELECTO (Platón) – Motivación Filosófica: La ALEGORÍA del CARRO ALADO en el SIGLO XXI

CONQUISTA tu INTELECTO (Platón) – Motivación Filosófica: La ALEGORÍA del CARRO ALADO en el SIGLO XXI

CONQUISTA tu INTELECTO (Platón) – Motivación Filosófica: La ALEGORÍA del CARRO ALADO en el SIGLO XXI
Business Management Articles, Leadership and HR Management Trending News, Liderazgo, Mercadeo y Gerencia, Motivación y Salud, Motivation and Coaching

CONQUISTA tu INTELECTO (Platón) - Motivación Filosófica: La ALEGORÍA del CARRO ALADO en el SIGLO XXI

"Conquista tu intelecto" es un documental que pretende recoger las enseñanzas de la alegoría (o mito) del carro alado de Platón para adaptarlas a los descubrimientos más vanguardistas de la arquitectura cerebral. Lejos de ser un vídeo de motivación filosófica, se trata de una profunda reflexión de la psique y el comportamiento del ser humano. Por supuesto, encontrarás a otros invitados como Sócrates (su maestro), Aristóteles (su discípulo), Mihály Csíkszentmihályi, Sigmund Freud, Leon Festinger o Paul McLean. ¿Estás preparado para un viaje inolvidable?
🎙️ Apoya el canal ► https://www.patreon.com/ramtalks
🤝 También puedes apoyar el canal vía:
Paypal: paypal.me/ramtalks
Bitcoin: 1J8tdVXCNGRmhX1AXE43ELrocN3f41kd47
Ethereum: 1LuaK9b8hRf9w4a8dwgYxhStvH9rWX6g2v
📖 Libros recomendados de Platón ►
https://amzn.to/2FBwOhC
https://amzn.to/2T5gkRX
https://amzn.to/3k9c1kq
https://amzn.to/3j6UqZj
¡Eh! Hago un directo semanal en mi página de IG:
💣 Instagram ► https://www.instagram.com/ramtalks/
👨🏻‍💻 Edición ► https://www.instagram.com/nejemiprodu…
No te pierdas mis otras redes sociales:
🎱 Tik Tok ► @ramtalks
💬 Twitter ► https://twitter.com/RamTalksYT
♣️ Facebook ► https://www.facebook.com/RamTalksYT
Este es el material que recomiendo para grabar vídeos:
📹 Cámara: https://amzn.to/32fu0h0
📽️ Lente: https://amzn.to/2PgfGzy
🎙️ Micrófono: https://amzn.to/37JTOmE
🖥️ Ordenador: https://amzn.to/3bWPsvK

¿Qué es el hombre? ¿qué clase de ser humano debería ser? ¿qué significa llevar una buena vida? ¿cuál es la mejor forma de vivir, si es que existe alguna en particular? ¿acaso he de perseguir la excelencia con todo mi ser o, por el contrario, aprovechar cada instante como si del último se tratara dada la fugacidad de mi existencia? En el primer supuesto, ¿cómo sé a qué debería aspirar y qué objetivos establecer para constituir dicho fin? En el caso de que este tipo de cuestiones hayan divagado por el mar de tus pensamientos, has de saber que no serías (ni tampoco habrías sido o alcanzarías a ser) el único ente consciente al que le sucede. La bella ironía es que, a pesar de que estas preguntas se han formulado durante miles de años, muy pocos hombres se han enfrentado a ellas con la elocuencia suficiente como para proporcionar una visión aguda, concisa y holística. A estas alturas, no debería de extrañarte que, en efecto, la cultura helenística sea un claro ejemplo en consideración a las respuestas que nos ofrecieron sus eminentes autores, y más relevante aún, las dudas que dejaron encima de la mesa.

Me gustaría que prestaras atención a este fragmento extraído de su obra La República: "El alma de cada uno, al igual que la ciudad, se fragmenta en tres partes. Hay una parte, decíamos, con la que el hombre conoce; otra, con la que se encoleriza, y una tercera a la que, por su variedad, no fue posible encontrar un nombre adecuado; esta última, en atención a lo más relevante y fuerte que había en ella, la denominamos concupiscible. Así pues, esta alma responde a la abrupta violencia de sus deseos, tanto al entregarse a la comida y la bebida como a rendir pleitesía a los placeres eróticos y, de ahí, a todos los demás que de estos se siguen; asimismo, la considerábamos amante de las riquezas y las ganancias por satisfacerse con ella tales viciosos e insanos deseos de manera más especial. En cuanto a la parte irascible, ¿no decimos que arrastra siempre y enteramente a la dominación, a la victoria, a la valentía, al honor y al anhelo de gloria? En tal caso, convendría que nos refiriéramos a este segundo componente del alma como amiga de disputas y honores. Y, por último, a la facultad de conocer por completo la verdad, dondequiera que ésta resida, así como de ignorar las riquezas o la reputación, se la conoce como parte racional. Con todo, a ésta habrá que llamarla con toda justicia amante de la ciencia y del saber. Una vez aclarada esta cuestión, ¿no es verdad que unas veces manda el alma de los hombres la parte racional y, otras tantas, la irascible y la concupiscible? Es evidente. De ahí que, para nosotros, los caracteres principales sean tres: el filosófico, el ambicioso y el avaro”.

%d bloggers like this: